Ey!

Ya estoy de vuelta, vaya noche mas rara he pasado. Cuando apagué el ordenador empezó a ponerse la cosa muy chunga.

Ahora te cuento más, pero antes que nada, acuerdate que si no estás ya, suscríbete al canal de youtube haciendo clic aquí

El grupo de muertos que tengo haciendo guardia en la ventana no se cansan de intimidarme.

Comida, comida, comida… Jamás en mi vida había pensado tanto en comer como ahora

¡Ni siquiera en navidad!

Un solo día bastó para que todos los supermercados de la ciudad fueran saqueados.

Al llegar al almacén de las afueras, he tenido que pelearme con un muchacho por una lata de conservas.

Suerte que llegó un infectado por su espalda y me he quedado con las judías en la mano.

Al menos uno de los tres sí se ha dado un buen atracón de carne.

Con lo poco que como apenas tengo energía para correr durante tanto tiempo…

Bueno, y creo que haber ido al gimnasio hubiese ayudado un poco.

No creo que nunca quieras vivir algo parecido, pero si eres un poco masoquista y quieres, siempre puedes:

SEGUIRME EN FACEBOOK, si, ya casi nadie usa esto tras el apocalipsis ¿Y?

Mañana más, espero seguir vivo para poder contarte mas trucos para vivir en este apocalipsis.

Hasta pronto, ya solo pienso en mi antigua casa… ¿qué será de ella? Quizá deba ir a ver que ha pasado… no sé… me voy a dormir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Quieres la guía de supervivencia Zombie?
GRATIS en tu email

x