Tras algunos eventos participando en LDZ, un jugador ha decidido darnos su opinión sobre nuestros eventos, y hemos querido compartirla con vosotros.

——– INICIO CARTA ——–

Buenos días.

Os escribo para trasladaros mi experiencia en los eventos que habéis realizado en Crevillente, San Vicente, San Fulgencio y Calpe, y para que tengáis constancia de mi total y absoluto rechazo, repugna y condena hacia vuestras actividades.

13490784_667700260045431_1012679545034389564_o

Perdón: repudio hacia que vuestras actividades no sean patrimonio nacional. 😛

Resumiendo y anticipando la conclusión: que es una pasada lo que hacéis, que está genial y que estáis montando unos eventos geniales.

Me explico:

  • Venía de hacer las Survivals en Campello y Xixona con WRG y en ambas me quedó la sensación de que se trataba de una propuesta interesante, pero poco trabajada. Hasta que llegáis vosotros.
  • En estas localidades me encontré con un mapa jugable demasiado grande, con poca ambientación, con pocas o nulas explicaciones sobre los puntos a los que debía dirigirme y con pocos actores y zombies con los que interactuar, por lo que me encontraba con mis amigos andando y andando por estos pueblos durante muchos minutos en los que no había nada que hacer, con misiones que no estaban mal, pero que nos mandaban luego a la otra punta del pueblo en un intento más orientado a cansarnos fisicamente que a hacernos partícipes de un juego en el que somos protagonistas.
  • En Crevillente sin embargo mis amigos y yo nos encontramos
  1. Con una ambientación desde el primer momento (militares metiendo caña en el check-in) y mantenida durante toda la noche.
  2. Con un mapa de la localidad (no todos conocemos todos los pueblos de la zona).
  3. Con una indicación clara de por dónde teníamos que comenzar y con decenas de víricos y hordas que estaban estratégicamente colocados en distintas zonas, de manera que era extraño cruzar más de dos o tres esquinas sin ver o tener actividad: carreras de otros grupos que huían de víricos patrullando y obligándote a correr, hordas que te hacían cambiar de ruta, militares ambientando…
  4. Los víricos nos hacían volar a la carrera, pero no iban a muerte. De manera que durante las primeras horas nos permitieron jugar sin tener la exigencia de ser Usain Bolt. No todos los participantes están (o estamos) en forma, ni tenemos 20 años, ni podemos hacer sprints de 400 metros, ni podemos hacer dos carreras seguidas sin que nos explote el corazón en confetti. Entiendo que a partir de cierta hora tengáis que eliminar participantes, pero que durante las primeras misiones se deje jugar a la práctica totalidad de los asistentes es algo de agradecer.
  5. Hubo cosas que nos hubiera gustado que estuviesen mejor, claro. Y es que algunas pruebas o puntos de la historia no pedían ninguna acción, física o intelectual, sino que era llegar, sellar y localizar el siguiente punto.
  6. Cosas que nos gustaron especialmente, la implicación de la mayor parte de los actores en escena, tanto de los médicos, resistencia, militares y zombies (víricos u hordas), que en todo momento estaban dentro de su papel.
  • Nos retiramos a las tres de la mañana por cansancio, pero satisfechos por la experiencia. Nos había merecido la pena ir, hacer casi diez pruebas y estar toda la noche a carcajadas. Con eso nos valía.
  • En San Vicente, animé a otras cuatro personas más (nuevos) a participar. Y nos encontramos los mismos aciertos que en Crevillente (puntos 1, 2, 3, 5 y 6) pero con un nivel de dificultad mucho, mucho mayor. Tanto, que antes de las 2 nos habían matado a casi todos (¡!), con lo que se nos quedó cierta sensación de frustración.
    • Sin embargo fue genial el primer lío nada más comenzar las pruebas, justo al encontrar a nuestro militar con nuestra primera ubicación, e intentar salir de la zona vieja del pueblo. No había manera de encontrar una calle sin vírico, de manera que había una concentración muy alta de gente corriendo en todas direcciones, y la adrenalina se nos disparó a todos.
    • A pesar de estar eliminados pronto (había un grupo de niñas-bala que era impresionante) a los nuevos de mi grupo les encantó la experiencia. Todos han repetido o tienen en agenda repetir.
    • Apenas hicimos cinco pruebas, así que no conocemos qué propuestas había. Nos encantó la del centro juvenil, donde había un médico a rescatar, con una chica zombie protegiendo el sello y otro zombie atento al ruido de los peta-zetas (¿?) que había en el suelo.
  • En San Fulgencio, fui con un amigo que tenía experiencia con WRG, y la noche tuvo los aciertos habituales (puntos 1, 2, 3, 5 y 6), más el punto 4, es decir, nos hicieron correr pero nos dejaron jugar. Además
    • Llegamos a hacer 15 pruebas, con lo que disfrutamos de todas las misiones de interior (museos, sótanos, garajes…), que son las más emocionantes.
    • Como pega, en alguna de esas pruebas los actores no estaban del todo implicados, y nos facilitaban los objetos a buscar y encontrar nada más entrar en los lugares. Eso, claro, te deja un poco frustrado.
    • Nos resultó algo cansado, o más bien repetitivo, tener que volver a la base después de cada misión. La gracia de ir de misión en misión es que la ruta siempre es (relativamente) nueva. Si después de cada misión hay que volver y salir de un mismo lugar, el camino se hace… eso, repetitivo.
    • Nos cazaron a las 5.15 h, a poco de la escena final, y habíamos jugado tanto y tan bien, que no nos importó. Nos fuimos a casa con una sonrisa en la cara.
  • En Calpe, fui con otro amigo que repetía después de tener experiencia con WRG, y con vosotros en San Vicente. Aciertos habituales (puntos 1,2,3,5 y 6), más el 4 (corremos pero jugamos durante un buen rato). Más
    • El centro del pueblo es espectacular, así que era una jodida maravilla corretear por callejones, cuestas, escalones y rincones.
    • TODOS los actores estaban metidos en su papel, así que siempre suponía un reto cada misión.
    • Apenas hicimos 8 misiones, así que a las 03.00 estábamos uno cazado y el otro lesionado, pero nos volvimos a Alicante con una sonrisa en la cara y con ganas de más.
  • Ya hemos comprado para Blanca 🙂
  • Ahora mismo únicamente se me ocurre como querencia personal que juguéis a dar más sustos en las pruebas de interior. Probar a dar pavor, terror…a aparecer cuando menos nos lo esperamos… pero también entiendo que hay muchos jugadores jóvenes a los que no hay que traumatizar 😛

En fin, ya termino de daros la chapa. Este correo es para comentar mi experiencia, intentando que os sea de ayuda (tampoco la necesitáis) de cara a próximos eventos, y para daros sinceramente las gracias por organizar tantas fechas, tan bien organizadas (la evacuación del anfiteatro en Calpe, nada más comenzar el evento, fue soberbia en control de gente) y por ofrecer a la gente de esta zona una alternativa al ocio habitual. Ojo, que tengo 35 años y me encanta salir, ir a conciertos y no me pierdo un festival, pero tener esta opción en el calendario hace que este año esté siendo muy divertido.

Un saludo, y MIL GRACIAS.

—–FIN CARTA——

Tras leer estas líneas, solo nos queda darle las gracias por compartir su opinión, no solo por que nos encanta leer las cosas buenas y malas que hacemos, si no por que nos ayuda a que vosotros, los próximos jugadores de Last Day Zombie a decidirse a participar en nuestro juego y a pasar una gran noche con nosotros.

Si queréis venir a alguno de nuestros próximos eventos los podéis ver aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Quieres la guía de supervivencia Zombie?
GRATIS en tu email

x